Los pedales de Clip o Choclo

5.0/5 Rating (2 votos)

Los pedales de Clip o Choclo

Este tipo de pedales aparecieron en el mercado a comienzos de los 90, creando una verdadera revolución en la forma de pedalear y en el manejo de la bicicleta.

Es difícil inicialmente hacerse a la idea de estar “amarrado” a la bicicleta, pero una vez que se acostumbra uno a ello y adquiere práctica en el enganche y desenganche de los pies, se reconocen ampliamente sus ventajas. Existen tres ventajas principales de estos pedales: primero una eficiencia muy superior en el aprovechamiento de la fuerza que se transmite a la bici, segundo un pedaleo mucho mas cómodo y seguro, y tercera un dominio y control mayor de la bicicleta.

Mayor eficiencia: al estar “amarrado” a la bicicleta se pierde el temor a resbalar el pie fuera del pedal al hacer fuerza, permitiendo ejercer mas presión sobre los mismos. Por otra parte, el pie fijo al pedal permite halar el pedal hacia arriba, lo cual incrementa el rendimiento del pedaleo, permitiendo al ciclista hacer fuerza en todo el recorrido de la circunferencia que describe el pedal: esto es lo que se conoce como el pedaleo “redondo”.

Mayor seguridad: estando el pie fijo al pedal se evitan resbalones y pérdidas de los pedales y del equilibrio en situaciones inesperadas como desniveles, saltos y superficies resbalosas.

Mayor dominio y control: permiten poder halar la bicicleta cuando se necesita subir escalones, superar obstáculos o cambiar de dirección la bicicleta con gran facilidad.

La gran mayoría de estos pedales tienen graduación que permiten sacar el pie con mayor o menor dificultad: esto proporciona seguridad al principiante de manera que pueda graduar los pedales para que el pie salga fácilmente mientras se habitúa al uso de los mismos. Una vez que el funcionamiento es mecánico por parte del ciclista, generalmente este ajusta la graduación a una posición mas dura, para evitar así que el pedal se suelte demanera involuntaria en ocasiones de difícil manejo.

Instalación de la cala o choclo en el zapato

Es muy importante que la cala quede instalada en el sitio apropiado para evitar incomodidades y lesiones en las rodillas por una mala instalación.

Está comprobado que la localización del choclo debe ser aquella que permita a la articulación del dedo gordo próxima al pie estar sobre el eje del pedal, y la alineación tal que el pie esté paralelo al pedal y al marco de la bicicleta.

La forma correcta de graduar las calas es montarlas en las zapatillas en la localización descrita, apretar parcialmente los tornillos de la cala y probar en un trayecto plano si nos satisface la ubicación y si el pedaleo es cómodo. Algunas personas se sienten más cómodas desplazando ligeramente el pie atrás o adelante del eje del pedal. Una vez haber encontrado el sitio que pensamos es el correcto, se pueden usar los zapatos en una montada normal, y allí comprobar nuevamente si hay que hacer nuevos ajustes o no. Como consejo, es importante aplicar grasa a los tornillos de fijación antes de apretarlos definitivamente porque debido a su localización ellos están muy propensos a recoger agua y barro, produciéndose oxidación de los mismos con el paso del tiempo, y ya que no es un elemento que se modifique prácticamente nunca y al qcual nunca se le hace mantenimiento, es muy probable que al no tener la precaución de engrasar los tornillos, al querer reemplazar las calas por desgaste, nos resulte casi imposible soltar los tornillos sin dañarlos.

Comentarios (1)

  • Álvaro mejia

    Álvaro mejia

    09 Octubre 2017 a las 09:24 |
    Buenos días estoy interesado en comprar una licra de ciclismo para mí hijo de 12 años.q sea de mangas largas. Además un freno de disco y un par de calas o choclos doble propósitos.
    Muchas gracias.

    responder

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.